Del blog | General, Media / Medios
Leave a Comment

Entrevista para la sección Ciencia de El Nuevo Día


Esta nota de perfil fue publicada originalmente el 18 de abril de 2021, en la página 55, de El Nuevo Día. La autora es Naylie Vélez Figueroa.

Aquí puedes acceder al artículo online.


Luis Alexis Rodríguez Cruz pasó gran parte de su infancia en contacto con la flora y la fauna que rodeaba la casa de su abuela materna, ubicada en Juana Díaz.

Entre las montañas y los ríos de la región sureña, Rodríguez Cruz creció sin imaginar que dedicaría su vida a investigar los sistemas agroalimentarios de Puerto Rico y que ahora, a sus 29 años, ese esfuerzo sería reconocido en la prestigiosa revista The Grist.

Cada año, este medio selecciona a líderes emergentes, en Estados Unidos, que aportan soluciones para mitigar los desafíos ambientales que afectan a la sociedad.

Estoy bien agradecido porque esta oportunidad no solo sirve para abrirme caminos y puertas, sino también para darles visibilidad a los trabajos que estoy haciendo en torno a los temas de sistemas agroalimentarios, cambio climático y política pública en Puerto Rico y el Caribe”, afirmó el científico, quien forma parte de la lista Grist 50.

Entre risas y emociones, el estudiante doctoral de la Universidad de Vermont recordó el momento en que el personal de la revista lo contactó para notificarle que había sido escogido como uno de los 50 Fixers de 2021.

No sé quién me nominó, pero le agradezco a esa persona. Las investigaciones que se hacen, de este tipo, mayormente se realizan en países ricos o continentales. Mi nominación es la oportunidad de tener un espacio en el que se pueda catalizar mayor visibilidad a los trabajos que hago y, a su vez, a lo que pasa en Puerto Rico”, explicó el joven.

The Grist es una entidad sin fines de lucro, especializada en la cobertura de temas sobre cambio climático, justicia social y medio ambiente. De acuerdo con su plataforma digital, las personas que seleccionaron, en esta ocasión, “pueden reducir el desperdicio de alimentos, limpiar el transporte de larga distancia y escribir poesía que cambia la mente”.

Una vida dedicada a la ciencia

Desde pequeño, Rodríguez Cruz sintió interés por la naturaleza y el cultivo de la tierra, por lo que ocupó su tiempo “jugando en el monte” con sus primos. Inmerso entre los barrios Jacaguas y Collores, el joven desarrolló una curiosidad por los procesos naturales que se suscitaban en la zona.

“Siempre tuve contacto con la naturaleza y la agricultura, pero no solo para producir comida. Pude ver la producción agrícola con el ganado. También, (conocí) el ambiente para producir sanación. Mi abuela siempre tenía plantas medicinales, así que siempre hubo ese contacto”, detalló.

Rodríguez Cruz estudió Biología en la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Ponce. En las aulas del campus ponceño, supo que no quería pasar el resto de su vida en un laboratorio.

“Yo entré al bachillerato pensando en ser médico. En la UPR de Ponce, tuve la oportunidad de estar en espacios donde conocí otras maneras de hacer ciencia y de realizar investigaciones. No fue hasta terminar mi bachillerato que decidí que quería ser investigador”, comentó.

Al graduarse, obtuvo una oportunidad para trabajar en el Departamento de Agricultura. Luego, cursó una maestría en Ciencia y Tecnología de Alimentos en el Recinto Universitario de Mayagüez de la UPR.

Como estudiante graduado, Rodríguez Cruz desarrolló un estudio sobre la agricultura y el huracán María. Según el joven, este trabajo “demostró cómo casi la mitad de familias agrícolas tuvieron inseguridad alimentaria” meses después del embate del fenómeno atmosférico.

“Yo entré al bachillerato pensando en ser médico. En la UPR de Ponce, tuve la oportunidad de estar en espacios donde conocí otras maneras de hacer ciencia y de realizar investigaciones. No fue hasta terminar mi bachillerato que decidí que quería ser investigador”, comentó.

Al graduarse, obtuvo una oportunidad para trabajar en el Departamento de Agricultura. Luego, cursó una maestría en Ciencia y Tecnología de Alimentos en el Recinto Universitario de Mayagüez de la UPR.

Como estudiante graduado, Rodríguez Cruz desarrolló un estudio sobre la agricultura y el huracán María. Según el joven, este trabajo “demostró cómo casi la mitad de familias agrícolas tuvieron inseguridad alimentaria” meses después del embate del fenómeno atmosférico.

Actualmente, el científico investiga las barreras políticas y económicas que impiden el desarrollo de políticas que beneficien a los agricultores y pescadores. Además, desarrolla su pasión por la literatura y la comunicación científica. También, genera información que permite entender las dinámicas que ocurren en el sistema agroalimentario para delinear estrategias que contribuyan a su fortalecimiento y sostenibilidad.

Proyectos y planes

Como egresado de la escuela y la universidad pública, agradeció a sus maestros, quienes incentivaron su imaginación y creatividad. Señaló que su historia refleja el potencial que tiene el sistema público para desarrollar líderes que contribuyan a la sociedad.

“Denle espacio a su imaginación y no duden de ella. El darse la oportunidad de imaginar abre caminos y puertas. Los puertorriqueños deberíamos, siempre que podamos, tomar un espacio para reimaginarnos no solo en lo personal, sino también en lo colectivo”, puntualizó.

Respecto a sus metas a largo plazo, el juanadino aseguró que desea quedarse en Puerto Rico, pasar tiempo en el balcón de la casa de su abuela, tomarse una taza de café y disfrutar de la naturaleza junto a su sobrino.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s