All posts filed under: Impresiones

Politics of Adequacy in Food Access in Cuba

This review was published in Food, Culture, and Society online on June 2020. Even though Cuba is constricted by the US blockade and embargo, and was severed by the fall of the Soviet Union―on which it depended for trade and imports―the island is regarded as an example of sustainable food systems, of doing a lot with so little. It is also known for its low malnutrition rates, for its food security in general. Nevertheless, that does not mean that people do not face hardship in accessing food. Medical and sociocultural anthropologist, Dr. Hanna Garth, sheds light on such hardship in her first book, Food in Cuba: The Pursuit of a Decent Meal. This is an ethnography rich with thick description about the politics of adequacy as seen through the lens of household food acquisition in Santiago, Cuba’s second largest city. Garth’s book explores/peers closely at the intersection of the social-cultural meanings of food and food access, with particular focus on the hardship people face―within, and at different scales from the household to the community level―to …

Una crónica que se escribió desde el más acá

            En su reciente crónica, Entre la bicha y la pared (1) (Instituto de Cultura Puertorriqueña, 2019), la antropóloga y escritora puertorriqueña, Rima Brusi, expresa que escribir es una forma de plantarse. La autora, como mucha gente puertorriqueña, lleva varios años en un vaivén, el cual ha provocado que su corazón se comporte como si estuviera a punto de regresar (41). El libro tiene 14 partes (¿episodios? ¿capítulos?) que nos sirven para construir―de alguna manera―los ojos para ver a Puerto Rico desde la distancia y para mirar la distancia desde unos ojos que añoran ver un cayito en La Parguera. Entre la bicha y la pared es un tren que nos hace recorrer espacios incómodos, donde las estructuras andan desmoronándose; es un tren en cuyas estaciones se (des)montan Demonios, “Magestades” blancas, Vándalos bilingües y otros seres que nos hacen enfrentar la realidad del viaje en el que andamos.

Una novela que nos nombra

Una amiga me dijo que nuestra generación–millenials, supongo–le pone nombres de humanos a sus mascotas. No sé qué es un nombre de humano. Mi perro, bendito, que en paz descanse, se llamaba Bruno. Ese nombre (¿de humano?) no apareció en las listas que compartía la protagonista de la novela Nombres y animales (Ed. Periférica, 2014), de la escritora y cantautora dominicana, Rita Indiana.

Leer a la mar

En Mi país es el mar, Ana Lydia Vega nos recuerda que somos gente isleña, gente que vive en relación con el mar. En muchas ocasiones, he escuchado que en Puerto Rico le damos la espalda al mar, que se nos olvida que somos un conjunto de islas. Si bien eso es algo cierto, no creo que ese sea el caso entre la mayoría de pescadores y pescadoras, quienes sostienen una relación de intimidad, apego y amor con la mar. En Palabras de pescadores, la autora y etnobotánica, María Benedetti, realiza entrevistas con pescadores comerciales de Puerto Rico entre 1991 y el 1995. En las 13 entrevistas, llevadas a cabo en 7 municipios de la Isla Grande y en Vieques, la autora logra comunicar y establecer conversaciones, en las cuales desarrolla una atmósfera donde no se nos permite darle la espalda al mar. Aunque ya van más de 15 años desde que esas conversaciones fueron llevadas a cabo, los temas allí presentes no han caducado. Un tema que sobresale en cada entrevista es la consciencia …

Un avión que a la vez despega y aterriza

En el vaivén que llevo desde que me fui de Puerto Rico el 23 de agosto de 2017, me he visto, en todas las ocasiones que he vuelto, flotando en alguna playa. El escritor y poeta puertorriqueño, Xavier Valcárcel (Loíza, 1985), en su reciente crónica, Aterrizar no es regreso (Ediciones Alayubia, 2019), dice que “flotar es una posibilidad de vuelo” (76). El autor ha estado en muchos vuelos fuera del agua desde que ocurrió el huracán María. Él fue una de las tantas personas que se vio obligada a irse de Puerto Rico, luego del embate. No es desconocido que María exacerbó los malestares que hemos estado viviendo dentro de nuestra crisis sociopolítica, económica y emocional. Aterrizar no es regreso aporta al necesario acervo de historias que van llenando el rompecabezas de nuestra realidad poshuracán. Pues no hay una historia singular, sino una colección singular de un suceso. Más allá de fijarse en la historia del individuo, como hemos visto en reportajes y documentales, Valcárcel se enfoca en la relación con sus relaciones. Ese libro …

La temporada que no acaba

Sentí algo de tristeza y nostalgia, mientras leía/observaba Temporada (2019) de la ilustradora, educadora y agricultora puertorriqueña, Rosaura Rodríguez. Temporada, para mí, es un libro que unifica lo gráfico y lo narrativo con la poesía. ¿Un poemario gráfico? ¿Quizás una autoetnografía ilustrada acerca de lo vivido por la autora antes, durante y después de María? El libro se divide en tres partes que compilan, no solo los cambios en el paisaje puertorriqueño ―pues, “afuera todo cambió”― sino que ilustra cómo fueron vividos por la autora, pues en ella, como en la enorme mayoría de la gente de Puerto Rico, hubo transformaciones en el paisaje interno.

Abrazar a Levittown

Levittown mon amor (Ediciones Callejón, 2018), del puertorriqueño Cezanne Cardona Morales (Dorado, 1982), es de esos libros de cuentos que cautivan e invitan al trance. No porque los cuentos estén narrados como se declama un poema, sino por la cotidianidad que se siente en cada una de las cinco piezas. Esta colección algo antológica, se puede leer en una sentada, como nos comemos las series de internet hoy día. Quien lea este libro encontrará (1) que la muerte de un padre le da ideas de criminal estrella al hijo periodista, (2) un sofá heredado que le da a un hijo la oportunidad de ser entrenador de boxeo, (3) un padre que comparte Robitusin con su pequeño, (4) mientras el otro le llena de agua la boca a un oficial de seguridad y (5) uno diferente que le permite al hijo bailar una balada pop bajo lluvia amarilla.

Pitorro con forma de libro

¿Cuándo fue la primera vez que me di un palo de pitorro? Estoy 100% seguro que fue en alguna fiesta de Navidad. Esa bebida puertorriqueña es esencial para nuestras fiestas y mucho más para nuestra identidad nacional. Recuerdo cuando mi tía me contaba cómo su abuelo, quien confeccionaba la bebida y la fermentaba en cocos enterrados, le daba un vasito pa’ probar cuando joven. ¿Cómo un producto que se bebe, que es ilegal producir y vender, es parte de lo que llamamos ser puertorriqueño/a? ¿Cómo a través de un producto se puede contar una parte de la historia de lo que es ser de Puerto Rico? Y más curioso aún, ¿qué hace que una bebida, en este caso Pitorro, sea auténtica? Luis Trelles (San Juan, 1977), periodista, contador de historias y cineasta, contesta estas y otras preguntas en su crónica Metiendo caña (Instituto de Cultura Puertorriqueña, 2016).